Paquete gráfico Yo te nombro libertad

VIDEOS RECOMENDADOS

REDES SOCIALES

Facebook Yo te Nombro Libertad
Twitter Yo te nombro libertad

PARTICIPANTES

Marcha Patriótica
FEU Colombia

USO
ADEADE

Fundacion Lazos de Dignidad
Corporación Solidaridad jurídica

Coalición Larga vida a las mariposas

Prensa Rural
REMA

Conciencia crítica
Central unitaria de trabajadores

CORTE COLOMBIANA RECHAZA APELACIÓN DE LA PRISIONERA POLÍTICA LILIANY OBANDO

El 3 de abril, la Corte Suprema colombiana anunció su rechazo de una apelación de la sentencia y condena dictada en 2013.  La condena de la prisionera política por “rebelión” se mantiene, como una sentencia de cinco años y ocho meses de detención domiciliaria y una multa de 707 millones de pesos, ($368.347 dólares).  La anteriormente directora de derechos humanos para FENSUAGRO, el sindicato de trabajadores agrícolas más grande de Colombia, goza de un amplio apoyo internacional.

La Corte retiró un cargo contra ella, el de “administración de recursos con fines terroristas”. Su condena incluye el tiempo ya servido en detención preventiva al Estado.  El tiempo restante bajo detención domiciliaria no es claro, probablemente menor a dos años.  Al confinar a Obando a detención domiciliaria, la Corte reconoció su condición de cabeza de familia con dos hijos, una clasificación que ella largamente buscó, y también reconoció que, como una socióloga, ella no era peligrosa para la sociedad.

 

Detenida en Agosto, 8 de 2008, había sido confinada en la Prisión de mujeres Buen Pastor en Bogotá, hasta que fue dejada en libertad provisional el 1 de marzo de 2012. En Prisión, Obando hizo campaña para defender los derechos de los prisioneros, especialmente de las prisioneras políticas.  Ella asumió un papel de liderazgo en el Colectivo de Prisioneras Políticas “Manuelita Sáenz”, cuyo trabajo se extendió a otras prisiones colombianas e incluso internacionalmente.  El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ella publicó un estudio, “De la exclusión de las mujeres en la sociedad y en la política a la invisibilización en la prisión”, desde entonces ampliamente difundido.

 

Obando es una socióloga y documentalista.  Una semana antes de su detención, ella emitió un informe documentando los asesinatos de 1500 miembros de FENSUAGRO.  Trabajando con FENSUAGRO, Obando se reunió con sindicatos y organizaciones políticas en el extranjero, informándoles acerca de la realidad colombiana.

 

Los fiscales acusaron a Obando de pertenecer a la Comisión Internacional de las FARC.  Su caso se basó en los archivos tomados de los computadores de líderes de las FARC incautados durante el ataque de los militares colombianos a un campamento de las FARC en Ecuador el 1 de marzo de 2008.  En 2001 la Corte Suprema colombiana invalidó la legalidad del contenido de los computadores.  La corte de apelaciones aparentemente puso poca atención a esa decisión.

 

Desde que dejó la prisión a principios de 2012, Obando ha trabajado por los prisioneros políticos y por la justicia social y la paz en Colombia.  Ella ha contribuido en campañas orientadas tanto en lo educacional como en la acción tales como la  “Cátedra Libre y Abierta contra la Nueva Inquisición”, y en aquellos grupos de “Larga Vida a las Mariposas” y “Yo te Nombro Libertad”, ambos dedicados a los prisioneros políticos.  Ella ha tomado un papel de liderazgo con la Red Internacional de Solidaridad con las Prisioneras y Prisioneros Políticos Colombianos.

 

 

Junto con su familia, Obando bajo detención domiciliaria, ha experimentado hostigamiento, persecución y monitoreo en las manos de oficiales de seguridad.  El nuevo esfuerzo de solidaridad “Yo Te Nombro Libertad”, está activo en su nombre.

Escribir comentario

Comentarios: 0