Paquete gráfico Yo te nombro libertad

VIDEOS RECOMENDADOS

REDES SOCIALES

Facebook Yo te Nombro Libertad
Twitter Yo te nombro libertad

PARTICIPANTES

Marcha Patriótica
FEU Colombia

USO
ADEADE

Fundacion Lazos de Dignidad
Corporación Solidaridad jurídica

Coalición Larga vida a las mariposas

Prensa Rural
REMA

Conciencia crítica
Central unitaria de trabajadores

INPEC INCREMENTA MEDIDAS DE REPRESIÓN CONTRA POBLACION RECLUSA

DENUNCIA PUBLICA /INPEC INCREMENTA MEDIDAS DE REPRESIÓN CONTRA POBLACION RECLUSA DEL COMPLEJO METROPOLITANO DE BOGOTA ERON – PICOTA /La Corporación Solidaridad Jurídica emite DENUNCIA PUBLICA contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia -INPEC- por agresiones contra la población reclusa del Complejo Metropolitano de Bogotá ERON Picota desde el 19 de febrero de 2014, que ponen en riesgo la vida e integridad física de los reclusos, que se han visto sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes.

ANTECEDENTES

 1. El mundo se despertó la última semana de enero con la muerte de 17 internos en la Cárcel Nacional Modelo de Barranquilla, resultado del acumulado de hechos ya enunciados, y nuestra deplorable situación, la gota que lleno la copa, un operativo brutal y desmedido del INPEC y Policía Nacional dentro de unos de los patios de dicho establecimiento.

2. El día miércoles 19 de febrero de 2014, siendo las 7:30 am, mientras los internos recibían el desayuno en completa tranquilidad, la guardia del INPEC realiza un operativo de requisa en el patio, bajo el mando de los Tenientes Castillo y Pérez, impidiendo que una parte de los internos ejercieran su derecho a la alimentación.

3. Ante esto, los internos en su inconformidad protestan de forma pacífica para exigir su derecho a alimentarse, la respuesta de la guardia fue la agresión directa con violencia física contra cinco internos en estado de indefensión y vulnerabilidad, los cuales fueron brutalmente pateados y golpeados, exactamente por el Cabo Duran Juan y los Dragoneantes Grass Jeison y Cárdenas. Uno de los internos quien oculta su identidad por temor a represalias en su contra, fue agredido además con gas pimienta de forma directa a menos de15cm en sus ojos. Seguido a esto fue brutalmente golpeado por los funcionarios ya mencionados.

4. En horas de la noche del día 19 de febrero, siendo las 8:30 pm, los guardias del Patio13 proceden al conteo nocturno, durante el cual se presentan unas agresiones verbales de parte y parte con un interno conocido como Valoyes. Una vez encerrados los internos en sus celdas, el interno Valoyes impreca a los guardias y pide que le abran la puerta de la celda donde habita. Los guardias de manera irresponsable proceden a la solicitud del interno, siendo sorprendidos con un ataque con arma blanca por parte de este. El resultado, un guardia herido de gravedad y, otro herido, y conminado a abrir el resto de celdas del patio.

5. Los internos al salir y ver al guardia herido de gravedad postrado en el piso, corren a su auxilio y dan aviso de alguna manera de lo sucedido al resto de la guardia. En respuesta al sentir humanitario de los internos del patio, los guardias proceden con un salvaje operativo. Un grupo de alrededor de 50 guardias, con sus rostros parcialmente cubiertos y sus presillas ocultas, todo esto con el animo de no ser identificados, entran al patio agrediendo de manera salvaje a todos los internos con granadas de gas, choques eléctricos, bolillazos, patadas, puños e insultos. Los internos fueron obligados a desnudarse y postrarse en el piso mientras esto ocurría. Así, aprovechan para destruir cuanto encuentran en las celdas (radios, repisas, cartas, etc.). Realizan un robo de $350.000 pesos en tarjetas para llamar, que se encontraban en la celda #41 de este patio. Todo esta tortura y pillaje masivo, fue llevado a cabo por un tiempo aproximado de 20 minutos, tiempo en que llega el Capitán Romero y ordena parar el operativo, recibiendo de la guardia azul un intento de insubordinación como respuesta.

6. En los días posteriores a la ocurrencia de estos hechos, los internos del Patio 13 reciben una serie de visitas y reuniones con la asistencia  del Subdirector General del INPEC, las Directivas de COMEB ERON PICOTA Bogotá, junto a  sus cuadros de mando. El propósito de la visita era reconocer el atropello cometido y desincentivar cualquier posibilidad de denuncia de los hechos antes relatados.

 HECHOS

 1. El 25 de febrero, Cesar Augusto Ceballos, Director de COMEB ERON PICOTA Bogotá, junto con sus cuadros de mando, solicitan la presencia de los Prisioneros Políticos y de Guerra del Patio 13. Acusan a dos de ellos de estar vinculados con un supuesto escrito para desprestigiar al INPEC, haciendo referencia en realidad al ejercicio legítimo por parte de los reclusos de denunciar las violaciones a derechos humanos ocurridas en días anteriores en el patio.

2. Estos señalamientos irresponsables por parte de las Directivas contra los prisioneros políticos y de guerra, generan tensión al interior del patio. Particularmente, entre el grupo de prisioneros políticos y dos internos reconocidos por los demás reclusos y por el mismo INPEC, como “caciques”,  en tanto controlan en complicidad con la guardia el funcionamiento y la dinámica del patio, ellos son: Jairo Musso Torres, conocido como “Pacho Musso”, y Carlos Gómez.

3. En respuesta a las denuncias presentadas por varios prisioneros por los hechos sucedidos, Jairo Musso Torres (Pacho Musso), expresó publica y abiertamente ante el Director Cesar Augusto Ceballos y el Capitán Romero, su solicitud a manera de orden de trasladar a 2 de los prisioneros políticos, solicitud que fue acatada de manera inmediata por el director, dejando en evidencia la complicidad entre las directivas del INPEC y las mafias al interior de los centros de reclusión  como mecanismo represivo para evitar la denuncia de estos graves hechos.

4. A pesar de haberse realizado los traslados arbitrarios la tensión en el patio continua. En el animo de esconder los atropellos  ocurridos el día 19 de febrero, los prisioneros políticos y de guerra Jairo Asley Porras Carvajal, Gerardo Suárez Garzón y Aria López Isaac, junto a  otros dos internos, fueron llevados a Medicina Legal hasta el 27 de febrero para ser valorados ante las graves lesiones que presentaban en varias partes de su cuerpo, de las cuales adjuntamos varias imágenes a la presente denuncia.

5. Los internos del patio 13, lograron reconocer al Dragoniante López de la Guardia Azul a pesar  de haber ocultado su identidad, como uno de los guardias comprometidos en los hechos que tuvieron lugar el día 19 de febrero.

El Estado Colombiano, en cabeza del INPEC, ha desconocido el Artículo 37 de la Constitución Nacional violentado el derecho a la protesta pacífica de los reclusos, agravando la situación con la consumación de violaciones graves a los derechos humanos de los mismos, como la dignidad humana, integridad personal y psicológica, la salud, la seguridad, el derecho a la denuncia, a presentar peticiones y recibir respuesta oportuna, entre otros. Por tanto,

EXIGIMOS

1. A la Fiscalía General de la Nación que investigue los graves hechos aquí mencionados, estableciendo la responsabilidad penal de quien corresponda.

2. A la Procuraduría General de la Nación que inicie investigación por los hechos aquí descritos, estableciendo la responsabilidad disciplinaria de los funcionarios públicos implicados, imponiendo la respectiva sanción disciplinaria.

3. A la Defensoría del Pueblo y al Grupo de Derechos Humanos del INPEC verificar de manera inmediata los hechos denunciados por los reclusos en ERON PICOTA, así como también tomar las medidas necesarias para que cesen las violaciones a los derechos humanos al interior de las prisiones.

SOLICITAMOS

Solicitamos a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales y a los medios de comunicación, difundir la presente denuncia con el fin de visibilizar la grave crisis humanitaria y de Derechos Humanos que se vive al interior de las cárceles en Colombia.

Rechazamos el abuso de poder y extralimitación de la fuerza por parte del INPEC y responsabilizamos al Estado Colombiano por las violaciones y la brutal arremetida que se cometan contra los reclusos en ERON PICOTA.

Hacemos un llamado de intervención a la comunidad internacional, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Oficina en Colombia de Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, para que tomen medidas que ayuden a superar la recurrente crisis carcelaria que afecta la totalidad de la población reclusa.

Sábado 1 de Marzo de 2014

Corporación Solidaridad Jurídica

Escribir comentario

Comentarios: 0